Category Archives: Francisco “Paco” Fernández Buey

Filosofar desde abajo para asaltar los cielos… Presentación de una antología de Francisco Fernández Buey

Presentación del libro:

FILOSOFAR DESDE ABAJO. ANTOLOGÍA DE FRANCISCO FERNÁNDEZ BUEY

Edición de Jordi Mir y Víctor Ríos Intervendrán los editores de la antología y salvador López Arnal

Lunes 26 de mayo, 18:45 h. BIBLIOTECA SINGUERLÍN (Plaça Sagrada Família, S/N)

Santa Coloma de Gramenet (Barcelona) (Metro línea 9, al lado de la parada SINGUERLÍN)

Mapa

 

 

Descargar Índice y texto “La Constitución que yo votaría…” Filosofardesdeabajopresentación

Entrevista a Jordi Mir Garcia sobre la antología

 

En esta antología se recogen textos en los que Francisco Fernández Buey se muestra combativo y preocupado por analizar los retos a los que tenemos que hacer frente como sociedad, defendiendo la importancia de pensar históricamente y de conocer el pasado del que provenimos. Desde los escritos de intervención en la prensa o en presentaciones hasta los trabajos críticos, su discurso aborda los conflictivos conceptos ideológicos, científicos y culturales que organizan el problemático sentido de nuestras sociedades. Su pasión por Latinoamérica, y su labor promotora de la interculturalidad y la interdisciplinariedad, se manifiestan en una escritura que aspira a superar las limitaciones derivadas de los compartimentos estancos y las miradas especializadas. Este filosofar desde abajo supone todo un esfuerzo argumental por establecer el marco de lo que llamó una “tercera cultura”, consciente de la imposibilidad de transformar el mundo sin conocer su complejidad y las diferentes naturalezas de los términos como se piensa.

 

FRANCISCO FERNANDEZ BUEY (Palencia 1943- Barcelona 2012) Formado en Filosofía y Letras en la Universidad de Barcelona durante los duros años de la dictadura franquista, siempre empleó su trabajo académico como un puente de intercambio entre los movimientos sociales y las investigaciones sobre las sociedades capitalistas. Discípulo de Manuel Sacristán, impulsó la creación del Sindicato Democrático de Estudiantes en 1965, dos años después de haber ingresado en el Partido Socialista Unificado de Cataluña. Durante la década de los setenta participó en la fundación de diferentes proyectos y revistas fundamentales de la historia política y cultural de España, como Materiales y mientras tanto, además de colaborar en la emblemática El Viejo Topo. Sus trabajos sobre Gramsci resultan esenciales para el conocimiento del pensador marxista italiano. En la década de los noventa escribe su obra más importante: las ideas para un racionalismo bien temperado en La ilusión del método (1991); una introducción a los nuevos movimientos sociales en Redes que dan libertad (1994); una crítica de las políticas de destrucción del otro en La barbarie (1995); una radical reflexión sobre la dominación española de América en La gran perturbación (1995) y materiales para un programa ecosocialista en Ni tribunos (1996). Su dedicación a la divulgación reflexiva sobre los clásicos le llevó a escribir varios textos sobre Marx, Lenin y Einstein, y a fundar, en 1998, la colección Clásicos del Pensamiento Crítico. http://www.catarata.org/libro/mostrar/id/914

 

Més informació a:

http://www.upf.edu/moviments

https://www.facebook.com/groups/colectiusentitcomu

 

Anuncis

“Para la tercera cultura”. Presentación del libro de Francisco Fernández Buey

Image

Martes, 22 de octubre de 2013, 19:30 h

Ateneu Barcelonès , c/ Canuda 6, Sala Verdaguer

Intervendrán:

Alicia García Ruiz, profesora en el Master de Pensamiento Contemporáneo y Tradición Clásica de la Universitat de Barcelona

Salvador López Arnal, catedrático de filosofía de secundaria, profesor-tutor de Matemáticas en la UNED y profesor de informática de ciclos formativos en el Instituto Puig Castellar

Jordi Mir Garcia, profesor de la Facultad de Humanidades de la Universitat Pompeu Fabra

Jorge Riechmann, profesor titular de Filosofía Moral en la Universidad Autónoma de Madrid

Continua llegint


Recordant Paco Fernández Buey

Recordant en Paco Fernández Buey, 20 de desembre, UB, Pl. Universitat #BCN

El Secretariat Interuniversitari de CCOO organitza  un acte en record d’en Paco Fernández Buey el dijous 20 de desembre a partir de les 10’ooh.

Us adjuntem el programa:

“RECORDANT EN PACO FERNÁNDEZ BUEY”

Lloc: Aula Magna de la UB.

Edifici històric de la UB. Pl. Universitat. Barcelona.
Dia: Dijous, 20 de desembre.

10.00 h. El món acadèmic.
Ponents: Joaquim Sempere, Guillermo Lusa i Jaume Paradís.
Presenta: Maria José Saura.

12.00 h. Per una universitat democràtica.
Ponents: Àngels Martínez Castells, Ramon Franquesa i Miguel Candel.
Presenta: Jordi Mir.

16.00 h. El moviment estudiantil.
Ponents: Estudiants del moviment estudiantil i alumnes d’en Paco Fernández.
Presenta: Antonio Madrid.


Podemos hablar de Paco

A dos meses de la marcha de Paco Fernández Buey, algunas aún no podemos hablar del Paco pensador, del Paco filósofo, del Paco intelectual. Si podemos hacerlo del “Paco vital”, del “poeta obrero”, del “insumiso discreto”, del inconforme convencido, del eterno crítico. Porque ese es el Paco de los estudiantes, del despacho, del bar de la universidad. Podemos hablar del Paco con el que conversábamos sobre lo humano y lo divino, porque entrar en su despacho era abrir un mundo de posibilidades, conversaciones apasionantes, análisis estructurales, divagaciones teóricas, propuestas movimentistas o esperanzas poliéticas.

Podemos hablar del Paco sarcástico, del Paco inteligente, fino, trabajador, certero. Del Paco profesor, pero sobre todo, del Paco maestro. Del Paco amigo, compañero, referente. También podemos hablar del optimismo de Paco, de su energía, entusiasmo y voluntad para participar de toda iniciativa que quisiera cambiar el orden de las cosas. Podemos hablar del Paco antisistema, del joven eterno, del estudiante estudiado. Del Paco cinéfilo, cultural, político… Pero sobre todo, podemos hablar del Paco personal, de aquel que todos sentíamos tan cerca.

Un día nos vimos en su despacho después de una asamblea de estudiantes en la que habíamos decidido invitarlo a participar en una mesa redonda sobre el proceso de Bolonia. Me recibió con un cigarro en la mano y una nube de humo, como solía hacer mientras se lo permitió la salud, y no las normas. Con su calma y serenidad propias, enseguida me otorgó la cercanía, amabilidad y confianza necesarias para entrar en su pequeño mundo: una habitación llena de libros amontonados, papeles organizados y recuerdos escogidos. Sabía perfectamente donde lo tenía todo, porque su biblioteca no era tan grande como su memoria. Los libros que entonces me prestó nunca necesitó pedírmelos porque volvería muchas veces a su encuentro.

Aquel día no hizo falta hablar de Bolonia, no necesitamos acordar la intervención ni organizar el acto, sólo dijo que quería participar, colaborar en lo que necesitáramos. Paco era una apuesta segura, siempre supimos que podíamos contar con él, que estaba de nuestro lado. Porque sabía que la lucha es de los jóvenes y no tan jóvenes que como él, siempre están alerta a las bajezas del sistema. Porque creía que “los universitarios no están al margen de lo que ocurre, si no que hacen política de otra manera”. Política distinta a la que se hace habitualmente en el actual sistema institucional. “Porque quieren una democracia de verdad y desearían participar en un ágora limpia.”1

Uno de los estudiantes que pasó por sus clases ha dicho de él que era “uno de los pocos intelectuales que saben que el pensamiento no está en una torre de marfil”, y es cierto, en el sentido de que Paco sabía que la política, como la ética, estaba al alcance de todos. Porque ante las críticas vertidas sobre los jóvenes cuando éstos salen a la calle protestando contra los planes económicos de los que mandan en el mundo o reivindicando otro modelo de universidad pública, Paco tenía claro que “en vez de echarles la bronca cotidiana y recurrente por su despolitización o por su mala politización, mejor sería escucharles y colaborar con ellos a la limpieza del ágora. Que falta hace.”

Ahora sí, podemos volver a hablar de Paco.

1Fernández Buey, Francisco “Los estudiantes en la escena pública” Artículo publicado en el diario El País, el 12/11/2009.


era mucho Paco

Texto de Jorge Riechmann

era mucho Paco

Paco Fernández Buey es el autor de La barbarie –de ellos y de los nuestros, así como de ese impresionante “discurso del indio metropolitano” titulado La gran perturbación. Pocos autores españoles han indagado tan lúcidamente como él en la obra del gran Bartolomé de las Casas, aquel fraile del siglo XVI que, con inigualable radicalidad, formuló la primera gran autocrítica del eurocentrismo –y su deriva genocida– en los albores de la modernidad. Por eso, a alguien tan cercano a las culturas de los vencidos como nuestro Paco no le hubiera disgustado que al comienzo de estas palabras de despedida evocásemos unos versos amerindios. Un poema indígena de la altiplanicie de México dice:

“¿Acaso es verdad que se vive en la tierra?/ ¿Acaso para siempre en la tierra? ¡Sólo un breve instante aquí!// Hasta las piedras finas se resquebrajan,/ hasta el oro se destroza, hasta las plumas preciosas se desgarran// ¿Acaso para siempre en la tierra? ¡Sólo un breve instante aquí!”[1]

Sólo un breve instante aquí. La generosa y fecunda vida de Paco ha durado desde el 4 de junio de 1943 hasta el 25 de agosto de 2012.

Continua llegint


La política d’en Buey

Text de Marc Sanjaume @marcsanjaume

Avui dilluns és un dia trist perquè acomiadem en Francisco Fernández Buey, catedràtic de Filosofia del Dret, Moral i Política a la Universitat Pompeu Fabra, mestre, orador i referent intel·lectual. A hores d’ara  ja s’han escrit moltes ratlles sobre la desaparició d’en Paco (o en Buey que l’anomenàvem els estudiants) com aquestes sentides paraules de l’incombustible Salvador López Arnal amb la reproducció inclosa d’un frenètic intercanvi epistolar.

A nosaltres un dia com avui ens ve de gust recordar què significa la figura d’en Paco per a tots aquells que som estudiosos de la política i ens forjàrem a la Pompeu Fabra. No vam ser pocs els que, empesos per la recerca de noves idees, ens vam desviar del currículum establert a la Llicenciatura de Ciències Polítiques i de l’Administració per endinsar-nos a les seves magnífiques lliçons dels estudis d’Humanitats. L’assignatura Ètica i Filosofia Política impartida magistralment amb la seva veu seductora i sense cap pressa (cosa ben estranya a la Universitat d’avui ) ens va obrir la porta a pensar la política d’una manera ben diferent a la que estàvem acostumats.

Continua llegint


Paco vital

“Es que Paco… es mucho Paco”, resumía certeramente hace un cuarto de siglo un buen compañero suyo, según el reciente testimonio de otro[1]. Y es que Paco –como se ha podido comprobar una vez más durante esta semana que pasó desde eso que algunos llaman su “muerte”– efectivamente quiere decir mucho, tanto que requiere el decir de muchos y aún habría mucho más por decir. Al punto que no me siento capaz de tanto, pero sí necesito sumarme a los que intentan decir al menos un poco de él.

Empezaré por apuntar que Paco Fernández Buey es nada menos que la historia viva de las mejores ideas para un mundo mejor posible y urgente. Quienes lo conocen saben que no exagero, y quienes no lo conocen quedan invitados a semejante banquete oportunamente publicado. ¿Alguien podría animarse a enumerar de memoria y exhaustivamente la cantidad de figuras del pensamiento –preferiblemente no canonizadas– que Paco ha estudiado en profundidad y luego compartido con generosidad? Y sin embargo a él nunca le interesaron esas figuras en tanto tales, sino en la medida en que se hallan inmersas en la desgarrada carne práctica de la sociedad en el momento histórico en que les toca vivir, procurando sanar esas heridas que habitan. En ese sentido, Paco es implícitamente, discretamente, tolerantemente, una preciosa escuela de anti-escolasticismo. Y por eso cabría también señalar otra enumeración imposible, a saber: la de todas las experiencias sociopolíticas de emancipación por las que Paco ha demostrado y contagiado interés, sabiendo a la vez tomar la debida distancia crítica de ellas si empezaran a traicionarse a sí mismas. Desde la Primera Internacional hasta el Foro Social Mundial; desde los más viejos a los más nuevos movimientos sociales; desde Bolivia hasta Kerala; desde 1789 hasta 1968; desde la revolución rusa hasta la cubana; desde Chiapas hasta China (país a cuya monstruosidad dedicó las últimas horas de estudio)…

Por lo demás, otros pueden hablar –y ya han hablado– mucho mejor que yo sobre la coherente implicación del mismo Paco en la práctica sociopolítica. Sin embargo, sí quiero resaltar especialmente el hecho de que él ha logrado abrir dentro de la universidad, junto a un valioso grupo de personas –empezando por el extraordinario Jordi Mir, sin duda su colaborador más cercano y eficaz allí desde hace años, y no sólo eso–, espacios de contacto con las prácticas y las ideas verdaderamente alternativas, las provenientes de las y los de abajo. Tengo el enorme orgullo de haber podido sumarme a uno de esos ámbitos tan infrecuentes y tan necesarios, me refiero al Centro de Estudios sobre Movimientos Sociales (CEMS) de la Universidad Pompeu Fabra.

Nunca voy a olvidar la disponibilidad absoluta con la que en la primavera de 2006, a pocos meses de mi aterrizaje en Barcelona, acogió mi pedido de orientación –contenido en un peregrino mensaje de correo electrónico que me atreví a enviarle desde la nada misma, por así decirlo– previo a la decisión de afrontar un estudio serio del pensamiento de Antonio Gramsci. Evidentemente tuve buena puntería y, al mismo tiempo, ¡no sabía bien con quién me estaba metiendo! (lo digo por ambos, claro). Desde entonces Paco se ha ido asociando a lo mejor que me ha tocado vivir, y no para de crecer en esa misma dirección.

Él no llegó a conocer la Argentina. Estuvo a punto de hacerlo durante este último año pero su salud se lo impidió. De todos modos, a cualquier latinoamericano deberían bastarle sus frecuentes visitas a la región: Bolivia, Brasil, México… Y además los argentinos y latinoamericanos también tenemos mucho Paco en el horizonte. Porque ¡qué lejos está la utopía vital encarnada en él de la mezquina realidad sociopolítica europea que hoy querría verlo morir pero no hace más que engrandecerlo!

Gracias infinitas, Paco. Seguimos en contacto. Un fuerte abrazo y hasta siempre.

Miguel Candioti

Barcelona, 2 de septiembre de 2012.


[1] Me refiero respectivamente a Antonio Izquierdo y a Jorge Riechmann, basándome en la intervención de este último en el tanatorio de Les Corts, Barcelona, el 27 de agosto de 2012, titulada Era mucho Paco.