Category Archives: Lliteratura

“El poeta obrero”, de Vladimir Mayakovski

Gritan al poeta:
“Quisiéramos verte al torno.
¿Los versos?
¡Bobadas!
Eso es para no dar el callo”.
Tal vez
para nosotros
el trabajo
es la tarea más afín.
Yo también soy fábrica,
aunque sin chimeneas,
pero quizá
sin ellas
se pasa peor.
Sé –
odiáis la palabrería.
Talar el alcornoque es vuestro quehacer.
¿Y nosotros?
¿No somos ebanistas?
Transformamos el alcornoque de las cabezas humanas.
Sin duda,
pescar es cosa distinguida.
Sacar la red
y en ellas el pescado.
Pero el trabajo del poeta es más delicado:
pesca a gentes, no a peces.
Enorme trabajo arder ante el horno,
el hierro rojo al rojo templar.
¿Pero quién
nos tilda de holgazanes?
Con la lima de la lengua desbastamos los cerebros.
¿Quién es más –el poeta
o el perito
que
da al hombre el bien material?
Iguales.
El corazón es otro motor.
El alma es otro ingenio.
Somos parejos.
Compañeros, dentro de la masa obrera.
Proletarios de cuerpo y alma.
Sólo juntos
hermoseamos el mundo
y lo impulsaremos con himnos.
Pondremos un dique a los chorros verbales.
¡A la obra!
El trabajo es vivo y nuevo.
Y los oradores ociosos.
¡Al molino!
¡Con los molineros!
A girar las muelas con el torrente de palabras.

1918


El bello sueño del trabajo estable

Un poema de Jorge Riechmann

la empresa es esencialmente

una institución inestable

si pensamos en una economía libre. la empresa

tiene que abrirse

paso y permanecer

entre continuas acechanzas

las que permanecen lo hacen normalmente

sometiéndose a un proceso incesante de cambio

todo cambia

nuevos servicios

nuevas vacaciones

nuevos medios de transporte

nuevas ofertas para ocupar nuestro ocio:

todo cambia

en una economía que

además de libre

se abra a ámbitos territoriales lejanos

la inestabilidad empresarial es mucho mayor

¿cuántas empresas

ante nuestros ojos

nacen y mueren todos los días?

el sueño de la estabilidad no es más que eso:

un sueño

nada permanece estable

el mundo de las empresas es un mundo de riesgo

los trabajadores

han de competir

a través de las empresas

con trabajadores no ya de españa o de la unión

europea

sino del mundo entero

en estas circunstancias el ideal de un empleo

a lo largo de una vida

con todo lo que la vinculación a un sitio aporta

como calidad de vida y relaciones personales

es una utopía

todo cambia

una economía libre es una economía de cambio

la libertad

trae muchas incomodidades

pero deberíamos saber que al entrar en la c.e.

y proseguir por la vía de las liberalizaciones

hemos elegido el riesgo

¿o es que acaso

no sabíamos

lo que estábamos eligiendo?

Como es bien sabido, en muchos casos el poeta es mero amanuense de potencias inspiradoras que le sobrepasan. Este poema estaba contenido en el artículo de don Jaime García Añoveros —catedrático de Hacienda en la Universidad de Sevilla— titulado «El bello sueño del trabajo estable»: no tuve más que tachar el texto sobrante. Por tanto, todos los fragmentos son citas textuales y su orden se ha respetado escrupulosamente.

 

De “El día que dejé de leer El País” (1996)