Tag Archives: recortes

Entrevista a Esther Vivas sobre desobediencia civil: “Ilegal debería ser especular con la vivienda y dejar a miles de familias en la calle”

ImagenPor Mariló Hidalgo | Revista Fusión

Primero se ocuparon de forma masiva las plazas, luego viviendas vacías, bancos e incluso supermercados. ‘La desobediencia civil se está convirtiendo en una práctica cada vez más común y empieza a recuperar el espacio público’, asegura Esther Vivas, activista e investigadora en movimientos sociales.

“Más pobreza, más paro, más hambre, más recortes, más desahucios, más indignación, más malestar y… más desobediencia como respuesta en la calle. Frente a estas leyes y prácticas injustas, la única opción que queda es desobedecer”. Con esta contundencia se expresa Esther Vivas, una comprometida activista social, licenciada en periodismo y sociología, y autora de varios libros sobre movimientos sociales y agroecología.

Precisa e incisiva, reconoce que para cambiar las cosas hace falta paciencia: “los tiempos no siempre son iguales, se aceleran o se comprimen y no sabes cuál será la gota que colme el vaso”.
Continua llegint


22M: Universidad, democracia, equidad y movilizaciones. Materiales para una clase alternativa

En el marco de las actividades que se están teniendo lugar con motivo de la convocatoria de la huelga del 22 de mayo de todos los sectores de la educación en el Estado español, desde la Assemblea d’Humanitats, la asamblea en la que pueden participar todos los estudiantes de la Facultad, se ha propuesto al profesorado que el día 21 de mayo se hagan clases alternativas para tratar cuestiones relativas a la convocatoria del 22. En el caso de la asignatura Ética y Política, eso no nos va a costar demasiado, haremos una pequeña modificación y avanzaremos una de las sesiones que dedicaríamos al debate sobre democracia y la centraremos en la concepción de la democracia universitaria, en los procesos de participación de la comunidad universitaria (estudiantes, PAS y PDI) en el gobierno de la universidad, en el debate alrededor del decreto que está generando tanta controversia (con mucho espacio para el debate sobre la equidad y el aumento de precios) y en el modelo de universidad que nos pueda parecer más justo y oportuno. Es una sesión pensada para aprender sobre la materia, argumentar y organizar un debate plural sobre cuestiones que nos afectan como universitarios y ciudadanos.

Hemos pensado en dividir la sesión en bloques:

a) Democracia, democracia universitaria, y posibilidades y límites de la participación

b) Real Decreto-ley 14/2012, de 20 de abril, de medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito educativo

c) Qué universidad queremos y cómo podemos conseguirla

Sesión: lunes 21 de 12 a 14h. Aula 20.019 Campus Ciutadella-Jaume I

Universitat Pompeu Fabra

A propuesta de la Assemblea sera una sesión abierta. Si pensáis en alguna persona a quien le pueda interesar venir no tenéis más que decírselo.

Algunos materiales para la sesión:

Real Decreto-ley 14/2012, de 20 de abril, de medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito educativo

La reforma educativa y el ministro José Ignacio Wert en El debate de la 1

Comunicado de la CRUE

Artículo “Universitat, justícia, societat” de los rectores de las universidades públicas catalanas

Comunicado del equipo de gobierno de la Universidad de Málaga a la comunidad universitaria

Posicionamiento del Departamento de Filosofía de la UAM

Información sobre la convocatoria a nivel estatal y catalán

Información sobre las movilizaciones estudiantiles: Barcelona y Sevilla

Otras lecturas:

– Artículo “La reforma de la Universidad: preguntas erróneas, respuestas incorrectas”

– Estudios sobre educación, desigualdades y movilidad social

– Informaciones sobre efectos del aumento de precios y endeudamiento de los estudiantes en USA y UK

– Especial Universidad en la revista Metrópolis


“La crisis es un punto de inflexión, nunca se vuelve al antes de la crisis”

Entrevista a Josep Maria Antentas y Esther Vivas a raíz de la publicación de “Planeta indignado. Ocupando el futuro”

Mayo se viene, o mejor dicho, ya esta instalado como un mes bastante noticioso en cuanto a política se refiere, comenzó con la conmemoración del día de los trabajadores, para no tardar en volver a la palestra con el encuentro del Banco Central Europeo en Barcelona y está pronto a conmemorar un año del recordado 15M. Quizás no sea coincidencia entonces que Esther Vivas y Josep Maria Antentas lo hayan elegido para lanzar su segundo libro en colaboración; Planeta Indignado, Ocupando el futuro (Editorial Sequitur), que viene a analizar el impacto de la actual crisis y los alcances del movimiento del 15M. Nos citamos en un café para conversar un poco de los temas que abarcan en su estudio y que desde el próximo 7 de mayo podrá ser adquirido en librerías.

Ayer participaron en la marcha del 1 de mayo anticapitalista ¿cómo vieron este primer día del trabajo del gobierno de Mariano Rajoy?

Josep Maria Antentas: Yo creo que el hecho de que hubiera más gente de lo habitual en las manifestaciones es un reflejo del clima político que hay, lo que era previsible después de la pasada Huelga General. Este 1 de mayo ha sido cómo una fecha de transición y prefigura un mes de mayo en el cual van a haber nuevas luchas sociales, empezando por las que se preparan desde el movimiento del 15M y seguramente también habrá nuevas convocatorias sindicales. Creo, entonces, que esto es reflejo de que la lucha contra el gobierno de Mariano Rajoy ha empezado bastante rápido. Y lo que hemos visto desde la Primavera Valenciana hasta ahora es que rápidamente la reacción a este nuevo gobierno ha comenzado y que éste será un mes en el cual veremos cómo las luchas sociales van a seguir remontando frente a las políticas de recortes anuciados de “cada viernes”.

Esther Vivas: Lo que hemos visto es que desde que emergió el movimiento de los indignados las razones de la indignación han ido a más, a la vez que se han intensificado la ofensiva para recortar derechos económicos, sociales y democráticos y esto ha llegado a un extremo inimaginable hace algún tiempo. Todo esto ha dado más razones a la gente para salir a la calle y movilizarse. Y lo que hemos visto, también, es que estas medidas de privatizaciones han ido acompañadas de medidas que criminalizan a la disidencia política y social, que se basan en la política del miedo. Esto ha quedado patente en la manifestación del 1 de mayo anticapitalista, donde el objetivo del enorme despliegue policial era intimidar y coaccionar: identificando a las personas que acudían  la manifestación, preguntándoles por su ideología, etc.

Hay dos conceptos claros que me señalaban, uno es el de “respuesta” y el otro es que la gente “no ha tardado en manifestarse ante el nuevo gobierno“. Pero el gobierno tampoco ha tardado en aplicar sus reformas. ¿Cómo puede generarse una opción que no solo actúe como reacción ante las medidas ya tomadas?

Josep Maria Antentas: Tenemos una situación donde la dinámica global del movimiento es una dinámica defensiva frente a una serie de ataques sociales que no tienen parangón en décadas, y hay un intento de defenderse ante este ataque. Pero al mismo vemos que el movimiento tiene una cierta lógica ofensiva que es muy disruptiva. Por ejemplo, cuando se ocupa el rectorado de la universidad para que no se apruebe el presupuesto. Entonces el movimiento se está defendiendo frente a una agresión pero de forma disruptiva. O sea, estamos en una fase irregular donde hay una reacción a un ataque sin  precedentes, pero que aún siendo defensiva esta reacción tiene estos elementos de contraofensiva.

Y respecto a estos ataques y viendo la mano de esta administración, ¿qué es lo que se espera al fin de este gobierno?

Esther Vivas: Por un lado, la dinámica que estamos viendo es la de una de creciente intervención por parte del Banco Central Europeo, la Comisión Europea… en lo que son las economías periféricas de la Unión. Desde este modo, vamos a ver qué pasa con el Estado español. Está claro que hay presiones importantes de los llamados mercados, del poder económico y financiero, la Unió Europea, Alemania… y estas presiones van a continuar y van a implicar mayores medidas de recortes.

Al mismo tiempo, estamos viendo la actitud prepotente del gobierno de Mariano Rajoy en la imposición de estas medidas cuando afirma que “viernes tras viernes continuarán habiendo recortes”. Esto nos recuerda a la época del gobierno de Aznar, cuando nos llevó a la guerra de Irak con el 90% de la opinión pública en contra. Y esta prepotencia la vemos, también, en el gobierno catalán, con la política represiva del consejero Felip Puig. Y esta dinámica va a ir a más. Entonces lo que tenemos que ver es cuál será la respuesta social.

Si hace algunos años nos hubieran preguntado por la emergencia de un movimiento como el del 15M no lo hubiéramos imaginado, como tampoco hubiéramos imaginado la envergadura de los recortes que se están llevando a cabo, que llegan incluso a reformar algo que siempre nos han vendido como “intocable” como la constitución para poner techo al déficit público.

Josep Maria Antentas: Estamos en un momento de excepcionalidad histórica en donde lo que está en cuestión es todo un modelo de sociedad. El problema no son sólo los recortes, sino que, tras los mismos, hay una voluntad de cambio en el modelo social donde se quiere que el capital gobierne sin límites y sin freno.

En este sentido la crisis es un punto de inflexión, un antes y un después, y nunca se vuelve al antes de la crisis. Se sale de la crisis en un sentido o en otro. Y ahí están las distintas opciones. La del 15M que apuesta por un cambio de modelo en un sentido solidario y de justicia social y la del capital que apuesta por más desregulación y menos límites para si mismo.

¿Hacia dónde se encamina el Estado español? ¿Hacia uno de corte netamente neoliberal?

Josep Maria Antentas: Todo depende de quién gane en ese choque que estamos viviendo. El capital, por un lado, pretende “latinoamericanizar” Europa, o almenos la Europa mediterránea, en lo que se refiere a la desigualdad, los pocos derechos sociales. La salida a la crisis, pero, no está prefigurada de antemano. Asistimos a un choque entre opciones de sociedad distintas. De momento es el capital el que está avanzando, pero el movimiento es fuerte aunque todavía no ha alcanzado una fortaleza suficiente para provocar un cambio de paradigma. No hay que asumir entonces de forma fatalista que el cambio que propone el capital es inevitable.

Y en ese escenario, ¿en qué puede gravitar la elección francesa?

Esther Vivas: Creo que independientemente de que cambie el gobierno en Francia, la dinámica va a ser la misma. Aquí hemos visto que cuando estaba el gobierno del PSOE y ahora el del PP, más allá de algunas medidas puntuales, las políticas económicas son exactamente las mismas, por ello es necesario plantear alternativas políticas a las actuales. Y éste es también uno de los retos de este ciclo que se abre.

Hoy el descontento se está dando en distintas partes del mundo, la Primavera Árabe, las protestas estudiantiles en Latinoamérica, pero también el capital está organizado globalmente. ¿Cómo evalúan lo que está pasando fuera de las fronteras?

Esther Vivas: Yo creo que hay una perspectiva global de la protesta. Desde mi punto de vista el 15M surge a raíz de todo lo que estábamos viendo en el mundo árabe. Cuando figuras como Ben Alí en Túnez o Mubarak en Egipto cayeron por la presión social, por la movilización popular y la protesta, esto hizo que aquí la gente empezara a plantearse un “nosotros podemos”. La ocupación de la plaza Tahrir se tomó como un referente así como Islandia y las movilizaciones en Grecia. Vemos, así, como el movimiento tenía una perspectiva internacional que quedó claramente puesta de manifiesto en la jornada global del 15 de octubre y que veremos otra vez ahora con las jornadas de protesta del 12 y 15 de mayo. Y hay que avanzar en esta dirección porque, cómo bien dices, el capital es global y las resistencias tiene también que serlo.

Josep Maria Antentas: Hay una estrategia política del poder para justificar una intensificación de la represión y una política de criminalización muy fuerte, donde se disminuye el estado social por un lado y se aumenta el estado policial por otro.

La represión busca el miedo, hacer que la gente no vaya a las manifestaciones porque se va a encontrar con problemas, y crear miedo entre los propios activistas porque se están jugando la piel porque “vamos a ir a por vosotros”. Se intenta separar la opinión pública mayoritaria de los sectores más activistas, pero esto a veces les puede funcionar y otras veces no y puede tener un efecto inverso al deseado. Hasta ahora la represión ha sido tan desproporcionada que ha fracasado en su intento. Por ejemplo, fue tan exagerada la respuesta político-mediática-policial tras los hechos del Parlament de Catalunya, el 15 de junio, que al final la población no se creyó la mentira. La clave es no encerrarse en uno mismo ante el asedio del poder, sino tener una respuesta unitaria y lo más fuerte y amplia posible para evitar que el movimiento se aísle del grueso de la sociedad.

*Entrevista en la revista r@ambla. Texto de  Juan Manuel Zurita y fotografías de  Francesc Sans. 04/05/2012.

+ info: http://esthervivas.com


El 19J como prueba de la dimensión del nuevo movimiento. (14M+15M+Acampadabcn) # = ?

 

Habrá que hablar con calma de la aparición de un nuevo movimiento social. Pero parece que hay elementos más que suficientes para el análisis en esa dirección. Hoy 19 de junio por la mañana únicamente quería proponer una reflexión. En el último mes han pasado muchas cosas. Hace cuatro fines de semana muchos de nosotros participamos, en Barcelona, de las convocatorias del 14M y el 15M. Convocatorias que teniendo un fondo común no llamaron a las mismas personas. Las dos fueron numerosas. La primera, contra los recortes de la Generalitat, por la presencia activa de las organizaciones sindicales, tanto las que son denominadas por los medios de comunicación masivos como mayoritarias y las que presentan como minoritarias. La del 15M (convocada por Democracia Real Ya, Juventud sin futuro…) fue una sorpresa y un misterio para muchos que llevó a gran cantidad de personas, no tantas como el día anterior, pero con algunos perfiles poco presentes y con una media de edad muy baja. 

Aquel fin de semana las convocatorias no podían ser unitarias. Para empezar porque muchos ni se conocían, algunos no sabían ni de la existencia de los otros. Hoy eso ya ha empezado a cambiar. La Acampadabcn ha hecho mucho en favor de ese conocimiento, de la agregación, de la difusión de la contestación. Hoy, mañana del 19J, en Barcelona, podemos pensar que esta tarde se pasará una prueba de la dimensión del movimiento. El análisis de lo vivido en las últimas semanas hace pensar en que esta tarde podremos ver el resultado de una formula: la suma del 14M, más el 15M, más de Acampadabcn. Todo esto se multiplicará, en positivo o negativo por una incógnita (#) que recoge el resultado de la repercusión en el conjunto de la ciudadanía de todo lo vivido, significativamente el 15J. (14M+15M+Acampadabcn)# = ?

Muchas cosas podemos decir antes de ver lo que ocurrirá en las calles de Barcelona, y de tantas otras localidades. Una de ellas, seguramente las más importante, es que sectores que representan realidades muy diversas están más cerca de confluir. Eso permite trabajar con mayor capacidad de recursos e incidencia y que las ideas que se están expresando centradas en los orígenes y consecuencias de la crisis, en las formas de participación ciudadana, en las políticas de recortes y reforma del estado del bienestar concretadas en la propuesta de los nuevos presupuestos de la Generalitat y la llamada ley omnibus, en las prácticas del sector bancario… Habrá tiempo para el análisis. Hay muchos elementos que anuncian esta confluencia. Esperemos, no obstante, a ver como se va realizando. Hoy en la calle, por ejemplo.

 


Breves reflexiones sobre la aparición de episodios violentos en un acto de desobediencia civil noviolenta ante el Parlament de Catalunya

 

Asunto del día (16 jun 2011) en R5 – “El movimiento 15-M siempre ha mantenido el no a la violencia”. Analizamos con Jordi Mir Garcia, profesor de Humanidades y miembro del Centro de Estudios sobre Movimientos Sociales de la Universiad Pompeu Fabra, los incidentes ocurridos ante el Parlamento Catalán en los que se ha visto involucrado el movimiento 15-M. 

Pulsar aquí para escuchar la entrevista

 


Afinando la puntería, afilando las consignas

Una crítica constructiva que se les podría hacer a las muy felices manifestaciones de ayer domingo convocadas por la plataforma ciudadana ¡Democracia Real YA! en repudio de la clase política, el empresariado y la banca, es el haber omitido destacar a los MEDIOS DE COMUNICACIÓN HEGEMÓNICOS entre los principales enemigos de la democracia real y la justicia social. Para algunos resultará quizás algo demasiado obvio, pero lo cierto es que mientras no logremos generar una decisiva distancia con los canales por donde cotidianamente se cuelan en nuestras casas y en nuestros cuerpos los mensajes del poder capitalista y patriarcal (su in-formación constante), se hará más que difícil mantener o incrementar el nivel de movilización popular crítica que pueda empezar a revertir tanto desastre.


Los islandeses son unos irresponsables

Isaac Rosa
Público
12/04/2011

“Se eligió la peor opción. Debemos hacer todo para evitar un caos político y económico a consecuencia del resultado.”

-Johanna Sigurdardottir, primera ministra de Islandia-

Vamos a tener que tomar medidas más drásticas para hacer entrar en razón a los islandeses, que han vuelto a rechazar comerse las deudas de los bancos. Por ahora les amenazan con llevarlos a los tribunales, cerrarles la puerta de Europa y que Moody’s les rebaje el rating. Si aún así se resisten, habrá que mandar a la OTAN, porque otra cosa ya no se me ocurre para que actúen como ciudadanos responsables.

Es lo que pasa por dejar que la gente decida. Los de a pie somos por naturaleza irresponsables, porque a diferencia de la clase política no tenemos sentido de Estado. Por eso es mejor dejar las decisiones importantes en manos de los expertos o los gobernantes, siempre más responsables.

Algo parecido ha pasado en Eslovenia: el parlamento aprobó una reforma laboral, y la presión popular logró un referéndum. ¿Y qué creen que ha pasado? Pues que un 82% la ha rechazado. Y pronto votarán también la de pensiones.

¿Se imaginan que a los españoles nos consultasen sobre la reforma laboral, de pensiones o de las cajas? Por suerte somos un país serio, con una clase política responsable y con sentido de Estado, y leyes que dificultan convocar referéndums a tontas y a locas, porque lo más probable sería que nos equivocásemos y votásemos en contra de lo que los mayores, perdón, los dirigentes, saben que es mejor para nosotros.

No sabemos si en Islandia habrá un tercer referéndum, o acabará decidiendo el parlamento. Ya pasó con la constitución europea: en cuanto la rechazaron en Francia y Holanda, se desechó la idea de ratificarla en referéndum, y el nuevo tratado lo aprobaron por vía parlamentaria todos los países salvo Irlanda, donde hubo que votar dos veces para que no se equivocasen los ciudadanos.

Quienes no tienen ya estos problemas son los portugueses. Ellos no votarán sus planes de ajuste, y aunque elijan a sus gobernantes, tampoco éstos decidirán la política económica, por si no son lo bastante responsables. Hoy reciben la visita del FMI, el BCE y la Comisión, gente seria donde las haya, y que les dirán qué es lo que más les conviene.

Fuente:

http://blogs.publico.es/trabajarcansa/2011/04/12/los-islandeses-son-unos-irresponsables/