¡Cuidado con los Forconi!


Me indigna que muchos de los italianos que se han mostrado solidarios con los indignados del 15M y que se han definido a ellos mismos como indignados, ahora miran a la revuelta de los Forconi  como injusta, violenta y hasta mafiosa.

¿Y por qué se indignaban entonces estos italianos? ¿Cuál era la razón de tanta indignación? ¿No estaban apoyando un movimiento social que luchaba en contra de los desastres del neoliberalismo?

Después de años de injusticias sociales, de despidos, de impuestos, de subida de la gasolina, por fin un grupo muy amplio de camioneros y agricultores sicilianos dice “basta, ahora nos paramos todos”. Y ya está. Basta a la colonización de Sicilia, pero no sólo eso; basta a que sean ellos los que tengan que pagar el neoliberalismo, la globalización y todas las consecuencias de este sistema. Y se paran. Y con ellos se está parando el sur de Italia y Cerdeña.

Paran el sistema económico “porque es lo único que se puede hacer para que nos escuchen”, dicen los Forconi. Parar la quintaesencia de este injusto sistema descaradamente pervertido.

Y cuando por fin se hace algo fuerte, cuando se crea una ruptura provocativa con el concepto de civilización, cuando se empieza a jugar en serio, entonces la gente normal, la clase media -muchos de ellos “indignados”, que sí se ven afectados pero no lo bastante aún para poner en crisis todos sus valores y su consumismo- empieza a caer en la trampa de los medios de comunicación que pilotan la información.

En lugar de solidarizarse con los sublevados, les acusan de ser personas violentas y mafiosas. En lugar de aprovechar este paso que puede transformar la indignación en cambio, se encierran disgustados en su vida infeliz.

Todos sabemos que –y podría apostar por ello- la gran mayoría de los Forconi votaron a Berlusconi y en general para un gobierno neoliberal (sin tenerlo del todo claro, esto seguro). Y es probable –y lo digo como siciliana- que la mentalidad de muchos de ellos se acerque bastante a las modalidades de vida mafiosa. Y es probable aún más; que la mafia quiera aprovechar de esto.

Pero lo único cierto aquí es que mucha gente que está pasando hambre está enfadadísima y quiere despertarse. Ahora bien, ¿a qué lleva todo esto? Yo no lo sé y nunca he sido ni seré optimista. Pero me emociona mucho ver tanta gente que se junta en protesta y que dice al gobierno italiano que “vada a fare in culo”. Y me amarga ver que tanta gente, en lugar de solidarizarse con todo esto, se indigna, otra vez.

Anuncis

2 responses to “¡Cuidado con los Forconi!

  • Jordi Mir-Garcia

    Daria, tu texto, directo, contundente, diría incluso que con una carga importante de rabia, no sé si es saludable vivirlo, pero seguro que lo es para la reflexión y el debate. Desde el casi desconocimiento de lo que está pasando en esta movilización y las reacciones generadas, me ha hecho pensar en algo que estamos viendo mucho por aquí. Un excesivo gremialismo. Actúo, me movilizo, cuando lo hacen los míos, cuando lo hace mi colectivo… Una movilización fundamentada en la solidaridad con los otros movilizados podría llevar a un escenario de contestación significativamente diferente del actual. El todo es más grande también en este caso que la suma de sus partes. Convendría evitar comportamientos que nos acaben asemejando al perro del hortelano, que ni come ni deja comer. Gracias, esperamos más para conocer mejor a los forconi y compañía.

  • dariasaccone

    por supuesto, estoy totalmente de acuerdo contigo y creo que lo dices muy bien cuando escribes que “El todo es más grande (también en este caso) que la suma de sus partes”.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s