La imaginación robada y el Pacific Trash Vortex

En estos días están cerrando muchas tiendas en mi país. Cada día más.

Esto es política.

Pienso en la gente que desde años y/o generaciones regenta un negocio, con honestidad y pasión, y que por culpa de la crisis financiera y por la globalización tiene ahora que cerrar porque ya no puede sobrevivir.

Recientemente Renato Curcio escribió estas líneas:

“Il senso di impotenza che spesso ci sorprende di fronte allo smisurato potere che pochi piccoli circoli si sono accaparrati ha la sua radice nel nostro analfabetismo immaginario: non sappiamo elaborare e costruire un altro immaginario, non osiamo sfidare sul terreno della creazione chi il nostro immaginario ha così lugubremente colonizzato. Il passo necessario oltre l’indignazione è quello di riprendersi il pallino della creazione: Del nostro immaginario, anzitutto. E poi, di conseguenza, di ogni altro passo della nostra vita quotidiana”.

El “imaginario”, unos le llaman esperanza, otros sueños, otros política…pero muchos ya pensamos en términos de “ilusiones”. Parece que nada quiere cambiar desde que en el 2008 los bancos empezaron a quebrar y se empezó a hablar de la notoria crisis. En estos años todos hemos “esperado” la vuelta a lo status quo. Como si lo status quo fuera realmente una solución positiva.

De todas formas no ha habido vuelta atrás pero sí que se ha producido un cambio en estos años, desastroso por lo visto.

Me pregunto que “imaginario” tienen las personas que se han visto obligados a cerrar su tienda. Me gustaría pensar que en lugar de angustiarnos, aprendamos a buscar algo nuevo, una aventura más, pero esta vez confiando menos en el bienestar aparente, el bienestar a corto plazo.

Hoy he leído una noticia que decía que el Pacific Trash Vortex es cada día más imponente. Ahora ya es grande como el doble de Estados Unidos y tiene una profundidad de 30 metros. El Pacific Trash Vortex es una grandísima acumulación de basura que flota en el Océano Pacífico, y la descubrieron por primera vez en 1997.

Este asunto me lleva a tres reflexiones.

La primera es que en estos años los seres humanos han creado (sobretodo en los últimos tres y justo cuando la filantropía de los poderosos había empezado a difundir su política ecologista) un país alternativo, hecho de basura, hecho por nosotros. La hubrys de los humanos ha llevado hasta construir una tierra hecha con sus descartes, con sus materiales: un mundo de basura. Hemos superado la naturaleza, creando una gran isla…de basura. Nuestra tierra prometida?

La segunda reflexión es muy breve como significativa, por qué muy poca gente conoce la existencia del Pacific Trash Vortex?

La tercera reflexión se conecta con las palabras de Curcio sobre la “imaginación robada”. Qué imaginario magico podemos tener si un nuevo mundo ya existe, y está hecho con los rechazos de las personas? Hecho de plástico, de tóxico, de mierda…

El ser humano ha llevado a cabo la empresa titánica de construir algo que está a la altura del poder de la naturaleza. Ha creado algo que le sobrevivirá probablemente, y que acabará matándole verosímilmente…y todo eso me hace pensar en la historia del doctor Frankenstein. Llegar al límite para crear monstruos y fantasmas.

Y ahora me pregunto, es este el mundo que nos imaginamos? Un mundo donde la pobreza económica se suma a la pobreza imaginativa para dar vida a un nuevo gran continente hecho de basura? No esperamos nada mejor?

Y me pregunto si este nuevo continente vertedero no es más que una metáfora de los países donde vivimos todos…como si la naturaleza hubiera querido burlarse de nosotros regalándonos un fac-simil de nuestra huella en la planeta.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s