Nuestra propia revuelta

Por Jordi Calvo

Las revueltas del mundo árabe parecen haber inspirado al grupo ¡Democracia real YA! que empieza convocando a las personas desempleadas, mal remuneradas, subcontratadas, precarias y jóvenes. Quizá la mayoría de la población española que sobrevive como puede en una crisis que ya empiezo a sospechar que están alargando más de la cuenta para convencernos de que la única solución es lo que decía Margaret Tatcher en sus tiempos: más capitalismo, más libertad de mercado, menos políticas sociales… No, no solo lo parece, sino que es exactamente lo que está haciendo el Gobierno español, especialmente durante el último año.

Con este panorama político en el que el partido obrero gobierna para los patronos y en el que al Partido de la Patronal (PP) se le escapa la sonrisa cuando ven el trabajo sucio que le están haciendo sus contrincantes electorales directos, parece que no queden más alternativas. Además, nos dirán que votar a una tercera opción es tirar el voto. El Partido de la Patronal argumentará que debe gobernar el partido que más votos consiga, porque no sé como lo hacen pero nadie quiere pactar con ellos. El falso partido obrero dirá que hay que hacer un voto útil, para que no vuelva la derecha. ¡Pero si nunca se fueron! Por suerte, hay otras opciones para hacer un voto que como llama Wallerstein, nos sirva para defendernos (de la ofensiva neoliberal), aunque sea con voces minoritarias que parece que clamen en el desierto.

Afortunadamente, la política no es solo lo que pasa en los gobiernos, sino también lo que ocurre en los centros sociales, en las asambleas de barrio, en las reuniones “conspirativas” de inconformistas, en las protestas casi desapercibidas de ilusionadas activistas, en las campañas de entidades sociales, en las manifestaciones, en los manifiestos, en los blogs, en las webs… Dicen que las revueltas del mundo árabe son resultado de la iniciativa espontánea ciudadana. Yo creo que no se trata de algo tan espontáneo, sino que pequeños y grandes grupos han ido conformando una base crítica suficiente (a base de mucho trabajo) para que en un momento dado llenemos las calles y seamos capaces de resistir en una plaza hasta que caigan codiciosos y corruptos políticos y empresarios que llevan gobernando visible o invisiblemente nuestras vidas. Quizá la convocatoria del 15 de mayo no sea la definitiva, pero seguro que será un paso más hacia la conformación de nuestra propia revuelta.

Fuente:  Diario de un altermundista

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s