José Luis Sampedro: “Se ha entregado la Universidad al poder financiero”

El escritor y economista José Luis Sampedro, indignado, denunció que [con el Plan Bolonia] se ha entregado la “vieja Universidad del saber” a los poderes financieros. En su opinión, hay que apostar menos por una sociedad de consumo y más por una libertada de pensamiento. Así lo dijo, junto con Stéphan Hessel, autor del libro “Indignaos”, que prologa Sampedro.

“Yo también nací en 1917. Yo también estoy indignado. También viví una guerra. También soporté una dictadura. Al igual que Stéphane Hessel, me escandaliza e indigna la situación de Palestina y la bárbara invasión de Irak (…) Hablamos en la misma onda”, dice Sampedro en dicho prólogo.

Así, el economista apadrina la edición española del libro “Indignaos” (Destino, 2011). Escrito por el nonagenario y antiguo miembro de la Resistencia francesa Stéphane Hessel, este alegato político, de apenas 30 páginas, es un fenómeno editorial en Francia. Ha vendido más de 1,7 millones de ejemplares y se editará en casi todo el mundo, incluso China.

Durante la Segunda Guerra Mundial, a Hessel lo detiene la Gestapo en la Francia ocupada. Sus verdugos nazis lo interrogan y lo torturan en una bañera. Lo único que puede hacer es resistir. Habla en alemán –su lengua natal- y así desorienta a sus torturadores. A pocos días de la liberación de París, lo trasladan al campo de concentración de Buchenwald. Allí, lo condenan a la horca.

Sin embargo, la misma noche de su sentencia de muerte, Hessel escapa suplantando la personalidad de un preso muerto por tifus. Huye a Londres y se pone a las órdenes del general De Gaulle. Cuando los aliados ganan la guerra, lo nombran diplomático.

Cuatro años después, en 1948, participa en la redacción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, junto con Eleanor Roosevelt, el doctor Chang o René Cassin. Este texto es la base teórica de su libro “Indignaos”.

Así, a los lectores españoles, Hessel les envía un mensaje: “La España rebelde y valiente de siempre puede favorecer una Europa cultural, fraternal, y no una Europa al servicio de una financiarización del mundo”. Es uno de los muchos motivos del autor para culminar una revolución cambiante. Indignarse contra los bancos.

En su libro, Hessel propone retronar a los programas instaurados por la Resistencia francesa después de la Segunda Guerra Mundial. Ante la pérdida de derechos sociales de los trabajadores a favor del poder financiero, el autor recuerda que la Seguridad Social es un derecho universal del hombre, que permite a los ancianos una “jubilación digna”.

“Hoy, se trata de no sucumbir bajo el huracán destructor del siempre más, del consumismo voraz y de la distracción mediática mientras nos aplican los recortes [sociales]”, sentencia Sampedro.

“[Hessel y yo] hablamos en la misma onda”, dice en su prólogo el escritor y economista español. Intuimos su tono de indignación.

Lo que sí resulta curioso es que en Francia “Indignaos” se ha vendido a 3 euros, mientras que en España su precio es de 5 euros, con el único valor añadido del sensato prólogo de José Luis Sampedro.

aviondepapel, 02/04/11

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s