El movimiento anti-recortes en el Reino Unido (1)

Continuando con la cuestión de los masivos recortes al gasto público en el Reino Unido, y dado que se está haciendo evidente que se trata de un impulso que involucra a una cantidad de gobiernos norteños cada vez mayor, quisiera dedicar esta entrada a la difusión de la lucha que está llevando a cabo el movimiento anti-recortes en el Reino Unido, y en particular al lugar central que en él ocupa la joven organización UK Uncut. Considero que este grupo constituye un interesante ejemplo a tener en cuenta en países donde los recortes aun no han llegado (o han sido anunciados) con tamaña crudeza. De hecho, UK Uncut ya ha sido señalada como fuente de inspiración por movimientos en los EE.UU. , por nombrar un país cualquiera.

El grupo nació a finales de octubre de 2010, pocos días después de que George Osborne (ministro de Hacienda) empezara a anunciar los profundos recortes a los servicios públicos, y su primera acción de protesta fue una sentada (de unas 70 personas) en la puerta de la principal agencia de Vodafone en Londres, denunciando con volantes y cánticos la evasión de impuestos de esta empresa. A esta actividad inicial, que pronto fue replicada en otras 30 tiendas en todo el país, siguieron otras similares, denunciando la evasión de impuestos por parte de otras corporaciones e individuos poderosos, y en pocos meses la organización se extendió a más de 55 localidades: “Todos, desde jubilados a adolescentes, desde veteranos a novatos, se han unido a nuestras acciones en lugares que van de Aberdeen a Aberystwyth. Hemos demostrado que hay enojo frente a estos cortes, que la idea de la apatía de las masas es un mito, y que la gente está dispuesta a hacer algo más que unirse a un grupo de Facebook: sabe ponerse de pie y defender aquello en lo que cree.” (fuente)

A partir de este mes las acciones pusieron en su mira a los grandes bancos británicos como Barclays o RBS, ya no solamente como evasores de impuestos, sino como los mayores responsables y beneficiarios de la crisis, que han visto incrementados sus beneficios y las primas recibidas por sus directivos. De hecho, las soluciones que UK Uncut propone frente a la falsa “necesidad” de los recortes y la supuesta falta de alternativas son básicamente las siguientes:

* Una alternativa es poner freno a la evasión de impuestos por las corporaciones y los ricos, con un costo para el Estado de aproximadamente £ 95 mil millones al año.

* Otra es hacer que los bancos paguen una crisis que ellos crearon: el año pasado pagaron más de £7 mil millones en primas y sólo cuatro bancos obtuvieron £24 mil millones en beneficios. [fuente]

A esto se podría agregar que hace diez días el Barclays se vio obligado a admitir que pagó sólo £113 millones en impuestos durante 2009, año en el que alcanzó un récord de £11,6 billones de libras en beneficios. (fuente)

Fue precisamente este banco el blanco de la jornada de protesta del sábado pasado (19/02/2011) que marcó el inicio de una campaña denominada “Big Society Bail-In”. La expresión “bail-in” se opone a “bail-out”, que es la fórmula utilizada para nombrar los rescates a los bancos con fondos públicos (es decir, externos), y se refiere al auto-rescate que los bancos pueden proporcionarse mediante una reestructuración interna más o menos profunda. Pero los activistas han creado un ingenioso juego de palabras sumando a ese sentido el que sugiere el parecido de “bail-in” con “sit-in” (“sentada” como forma de protesta), y llaman entonces a un “bail-in” contra los grandes bancos y contra la política gubernamental que los sostiene, autoproclamada como conductora hacia una “Big Society” donde prácticamente todo lo que hoy es público habrá sido convertido en mercancía “por el bien de todos”.

El primer sábado de protestas fue todo un éxito. En todo el país, bibliotecas, hospitales, escuelas, parques infantiles, centros de ocio e incluso una ruta de autobús fueron recreados dentro de 41 sucursales de Barclays.

Y ayer ha sido el turno de otros bancos: los activistas han vuelto a improvisar guarderías, lavanderías, aulas de clase, bibliotecas, refugios para desamparados, clubes de teatro, consultorios médicos, centros de juventud, centros de trabajo y centros de ocio en más de 40 sucursales de RBS, Natwest y Loyds en todo el país. (fuente)

El mensaje es bien claro: como hay al menos una de esas sucursales en cada uno de los territorios cuyos servicios públicos peligran por culpa de los bancos, la gente tiene a su alcance la posibilidad de movilizarse y transformar esas sucursales en cada uno de los servicios amenazados o perdidos por los recortes al gasto público.

Advertisements

3 responses to “El movimiento anti-recortes en el Reino Unido (1)

  • dariasaccone

    gracias Miguel,
    me parece una de las iniciativas más inteligentes que he oído últimamente en Europa. Esta sí que es una forma real de rebelión a los gobiernos, y de reacción a los putos recortes. Cuando queráis, intentamos montar algo similar aquí! Y no estoy en broma…

    • Miguel Candioti

      Sí, compagna, no me cabe duda de que algo así se tendrá que montar más temprano que tarde también por allá, y espero que podamos contribuir a ello en todo lo que esté a nuestro alcance. Un abrazo grande.

  • Por una indignación desenfadada, activa, risueña y poderosa « CEMS en moviment

    […] de haber estado asomándome a las creativas acciones de protesta que viene montando el grupo UK Uncut en las sucursales bancarias del Reino Unido, he tenido el agrado de conocer que por Andalucía se […]

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s